Montaje de una fotografía del excívico y un fotograma de la película 'The Laundromat'. | Foto: Netflix; Montaje: MW
¡Comparte ahora!

Una hilarante comedia negra protagonizada por Meryl Streep, Gary Oldman y Antonio Banderas es la película que, de alguna manera, le hace un guiño a Bolivia y apunta hacia uno de sus personajes políticos, lastimosamente, más mediáticos de los últimos meses.

Muy Waso

Un elenco de lujo con Meryl Streep, Gary Oldman y Antonio Banderas le pone el rostro a uno de los proyectos estrenados por Netflix a finales de 2019. Dirigida por Steven Soderbergh, la película fue estrenada dos días antes de las elecciones que desencadenaron la más reciente crisis social y política boliviana. The Laundromat vio la luz en la plataforma de streaming unas pocas semanas antes de que el país entero conociera y pusiera la mirada sobre un líder cívico cruceño prácticamente desconocido: Luis Fernando Camacho.

¿Pero qué podrían tener en común? Vamos por partes. The Laundromat es una exquisita comedia basada en hechos reales salpicados de un surrealismo que se estira casi hasta el absurdo. Dividida en dos relatos, la historia que se cuenta resulta inverosímil e ingenua. De ahí la fineza de un humor cínico y mordaz muy bien encarnado por el dueto Oldman-Banderas, aka Mossack Fonseca.

¿Te suena el nombre? Por supuesto, se trata de un bufete de abogados con sede en Centroamérica que resonó en el mundo entero gracias a la filtración masiva de 11,5 millones de documentos, entre ellos contratos que comprometían la «secrecía» de celebridades, empresarios y políticos que necesitaban el anonimato para realizar transacciones millonarias que los dejaran limpios.

En otras palabras, The Laundromat aborda el escándalo internacional de los «Papeles de Panamá», un conjunto de reportajes elaborados por más de 400 periodistas en todo el mundo y publicados al menos en un centenar de medios, que dejó comprometidos a líderes mundiales de todas las latitudes debido a sus oscuras tretas legales y bancarias para enriquecerse.

Pero, ¿cuándo vamos a comenzar a hablar de Luis Fernando Camacho? Primero contemos la historia de Ellen, interpretada por Streep. Una viuda que, tras la muerte de su esposo, se ve envuelta en una red de aseguradoras, testaferros y compañías de dudoso origen, al no poder cobrar un humilde seguro de vida. Obviamente, todo ese aparato implica una red de corrupción y ocultamiento usada por las personas más adineradas del orbe para hacerse aún más ricas o dejar sin registro actividades ilegales de todo tipo, de la evasión fiscal al narcotráfico o los sobornos.

Y es exactamente en este punto en el que nuestro personaje local. Pues, resulta que el ahora candidato presidencial, de acuerdo a la información filtrada por el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) en abril de 2016, el vociferante exlíder cívico tuvo un rol importante como intermediario para el estrablecimiento de empresas offshore, esas que sirven, principalmente, para el lavado de activos y la evasión millonaria de impuestos.

“En el caso 5 LUIS FERNANDO CAMACHO VACA destacó el rol desempeñado como intermediario que, en el caso de los Papeles de Panamá, se caracterizaron por coadyuvar a personas y empresas a esconder sus fortunas en entidades offshore, lavar dinero y establecer esquemas de evasión de impuestos (sic)”, se apunta en un informe elaborado por una comisión de la Asamblea Legislativa Plurinacional que escarbó las conexiones bolivianas en los Papeles de Panamá.

Además, como dato complementario, uno de los principales negocios de la familia Camacho es el de las aseguradoras, entre las que destacan las empresas Nacional Seguros Vida y Salud y Nacional Seguros Patrimoniales y Fianzas.

Pero eso no es todo. El mismo informe del Parlamento, siempre basado en los Panama Papers, estableció vínculos directos entre Mossack Fonseca, Luis Fernando Camacho y las empresas Nacional Seguros Patrimoniales y Fianzas, Grupo Empresarial de Inversiones Nacional Vida, Corporación Jurídica Luis Fernando Camacho Vaca, Nacional Seguros Vida y Salud, Tecnología Corporativa, y Conecta Redes y Servicios.

Y aún hay más. Camacho creó una firma llamada Navi International Holding. De las 360 empresas, 67 están vinculadas a esta compañía. En el caso de personas naturales, en todo el país hay 108 nombres, 27 de ellos conectados con Navi y ligados estrechamente al hombre que encabezó las movilizaciones ciudadanas en 2019, teniendo como única legitimidad el aval del Comité Pro Santa Cruz.

Volviendo a la película, The Laundromat no es particularmente una obra de denuncia o con un marcado tinte periodístico, pese a estar basada en el libro Secrecy World: Inside the Panama Papers Investigation of Illicit Money Networks and the Global Elite”, escrito por Jake Bernstein, ganador del Pulitzer en 2017 por sus investigaciones sobre el tema. Lo de Soderbergh es más bien una invitación a no evadir las corruptelas del poder y comenzar a reaccionar ante ellas, de las formas que tengamos al alcance.

El filme está aún disponible en Netflix para nuestra región, pese a la demanda interpuesta por la dupla Mossack Fonseca, arguyendo que la cinta los difamaba.

Seguramente, Facho Camacho dará explicaciones similares. Entretanto, seguirá estirando sus garras hacia todo lo que esté a su alcance.

¡Comparte ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *