Imagen de la marcha por el 8M de 2019 en Santa Cruz de la Sierra. | Foto: Laudy/War-MiPhoto
¡Comparte ahora!

La articulación de feminismos en Bolivia va tomando cuerpo y sumando voces. Desde Santa Cruz, te compartimos el manifiesto de la Asamblea Feminista y Diversa, resultado de una larga deliberación colectiva. ¡Esperanza feminista!

Asamblea Feminista y Diversa Santa Cruz

Es indiscutible que Bolivia vive un escenario de crisis electoral que está detonando convulsiones sociales en medio de un paro nacional indefinido estallado en violencia. En este contexto denunciamos, desde la disidencia sexual, los feminismos y el movimiento LGBTI de Santa Cruz, que:

– No aceptamos la polarización reduccionista de la coyuntura política, creemos firmemente que la respuesta no está en la política partidaria actual, no está con el MAS de Evo Morales, no está con Comunidad Ciudadana de Carlos Mesa, con ningún partido político y mucho menos con el Comité Cívico de Fernando Camacho.

Consideramos que Bolivia está siendo víctima de un fraude sistemático y estructural. El fraude radica en la postergación de nuestros sueños y nuestras esperanzas, en la despolitización y partidización de nuestros horizontes, en el ninguneo recurrente sobre nuestras causas históricas, en la instalación de una democracia de hombres, sin mujeres ni diversidad sexual. Ese es el mayor fraude del que somos víctimas los bolivianos y las bolivianas, estamos frente a un engaño histórico y despótico.

-Consideramos que este proceso electoral significaba un fraude desde antes de asistir al día de votación, desde que las propuestas de las candidaturas tenían poco o nada de planteamientos referidos a los derechos humanos, la educación sexual, la despenalización del aborto y otros.

– Sin embargo, somos conscientes de que las elecciones han sido atropelladas por las pugnas de poder: la transparencia de una elección implica que sus votantes estén al tanto a cada minuto de los resultados. Eso no se ha cumplido, El TSE no ha hecho bien su trabajo, la oposición ha declarado la segunda vuelta sin finalizar el conteo y los comités cívicos se han encargado de polarizar al pueblo. Es así que llegamos al día de hoy con un paro indefinido con bloqueos, contrabloqueos, violencias y enfrentamientos. Un paro que no ha sido consensuado con los sectores populares, los precios en los mercados van subiendo y quienes la sufren son los enfermos y la gente pobre que vive del día a día: comerciantes, pacientes de cáncer, trabajadoras del hogar, trabajadoras sexuales, ambulantes, etc.

-Brindamos nuestro apoyo a los compañeros y compañeras trans que han sido sujetas a otro fraude humillante y grotesco sobre su derecho a la identidad. La democracia neoliberal que busca contentarnos con migajas se cae por su propio peso. En el momento en que una compañera trans no puede ejercer su derecho al voto con la identidad que corresponde y bajo la vigencia de una ley de identidad de género cercenada por el propio Estado que la otorga, es cuando se constituye un fraude sobre nuestros cuerpos e identidades.

-Este fraude corporal-identitario, este pisoteo inmundo, no es algo menor, no es solo una fotito o un par de letras mal colocadas, no es un pequeño error humano, es una prueba de que solo somos un número más para sumar a un cálculo estadístico, que solo nos quieren para aumentar sus números; nuestra plenitud ciudadana es lo que menos les importa. Todos los partidos hacen lo mismo: vienen, nos buscan, ríen para la foto y nos hacen promesas. Sin embargo, en momentos de crisis como la actual, en momentos de presiones y represiones, en el momento de buscar el llamado “bien común” o la “defensa de la democracia” nuestros supuestos derechos son los primeros en ser negociados, nadie quiere perder la “estabilidad” por un par de mujeres, maricas y travestis o por unas locas que quieren calles menos violentas y menos polarizadas. Nos convierten en algo que no tiene prioridad, en algo que puede resolverse luego. Por eso nos reusamos a ser serviles a sus intereses, a sus porcentajes, a sus alianzas frías y pragmáticas para conseguir el poder.

-La democracia está en crisis, es una democracia vacía, una democracia estéril, sin cuerpo ni sexualidad, sin soberanía corporal, una democracia sin atender cuestiones cotidianas, una democracia con altísimos índices de feminicidios y crímenes de odio. ¿Esa es la democracia que se disputan los gobernantes y candidatos? MENTIRA. No se disputan la democracia, se disputan EL PODER y EL DINERO. Estos paladines de la democracia no nos representan, solo son señorones de terno y corbata, caudillos soberbios, rapiñas de la oposición de derecha, comités cívicos fascistas, todos ellos son pandilleros de la representación, no han sido capaces de satisfacer y gestionar las transformaciones que necesita el pueblo boliviano… la vuelta en vida de las mafias machistas, mal llamadas partidos políticos, es solo una de las causas que ha llevado al sistema democrático a un estallido de descontento social colectivo.

– Pensar que nuestro destino está es sus manos nos resulta ruin y desolador. Todos esos frentes solo aseguran la continuidad de un sistema patriarcal en potencia, violento y depredador de la Madre Tierra.
No aceptamos el lugar de la exclusión en este devenir de la lucha democrática, no aceptamos más ser el colchón sobre el cual la heterosociedad descarga su ira y su petulante impunidad patriarcal. No aceptamos ser el insulto de un bando contra el otro, no aceptamos las consignas machistas, sexistas, racistas, homofóbicas y conservadoras que corean las barras bravas de la heterocracia.

– No aceptamos la usurpación del Comité Cívico Pro Santa Cruz, repudiamos que su discurso hegemónico sea el único válido en esta lucha. Sabemos que en su concepto de democracia las mujeres y las poblaciones LGBTI no somos bienvenidas. Denunciamos que esta institución que supuestamente es el gobierno moral de los cruceños, se ha caracterizado por tener un discurso machista contra la soberanía de las mujeres y de agravio con las poblaciones de gaís, lesbianas y trans. Es una institución que ahora, en nombre de la democracia, está dando cabida a la avanzada antiderechos del fundamentalismo y las sectas religiosas. Creemos firmemente que las protestas deben respetas el disenso, el estado laico y la diversidad.

– Queremos dejar en claro, con picardía, con alegría y con firmeza que LAS FEMINISTAS, LAS MARICAS Y LAS PUTAS nada tenemos que ver con este ring de pelea entre machos ambiciosos. Reivindicamos la realidad de las mujeres, maricones y las putas como un jardín florido donde endulzamos la creatividad, las energías y el placer.
Reafirmamos nuestro compromiso hasta donde nos den las fuerzas y el cuerpo, sea cual sea el resultado de esta contienda, a seguir habitando el lugar de la resistencia antipatriarcal, disidente sexual y feminista.

-La democracia que queremos no es esta, la democracia que queremos es una democracia plena donde tengan lugar nuestras demandas, una democracia donde no hay mayorías y minorías, no hay ánforas, no hay fraudes, no hay personas convertidas en voto, no hay militares y policías reprimiendo al pueblo, no hay candidatos ni mentiras, no hay incendios ni gases lacrimógenos, no hay noches con disturbios. La democracia que queremos es una democracia imposible, una democracia que está por inventarse.

– Gritamos todas juntas: SIN FEMINISMO, SIN DIVERSIDAD Y SIN DISIDENCIAS NO HAY DEMOCRACIA.

Somos mujeres, jóvenes, viejas, lesbianas, trabajadoras sexuales, gaís, maricas, identidades no binarias, mujeres heterosexuales, ambulantes, feministas de aquí, de allá, de más acá, etc.

Somos la Asamblea feminista y diversa, Santa Cruz, octubre de 2019.

¡Comparte ahora!