Llaman a vigilia contra el amedrentamiento judicial a colectivas feministas

Intervención feminista en puertas del Palacio de Justicia de Cochabamba. Foto: Muy Waso

El acusado en un caso de violencia de género presentó una demanda contra su víctima y cuatro organizaciones feministas. Esta Acción de Libertad pone en riesgo el derecho a la protesta, la libertad de expresión y el acompañamiento a víctimas de violencia machista.

Colectivas, organizaciones y activistas independientes se autoconvocaron para una vigilia a la audiencia, que se realizará hoy a las 10:30 en Santa Cruz de la Sierra.

Un autodenominado «chamán» acusado por violencia de género, aprovechando su poder económico, busca amedrentar y silenciar judicialmente a cuatro colectivas feministas que difundieron públicamente las denuncias de su víctima.

Este hecho inédito, pone en riesgo el derecho a la protesta y la libertad de expresión de defensoras de los derechos de las mujeres y derechos humanos. La audiencia de Acción de Libertad tendrá lugar en Santa Cruz de la Sierra, este viernes 30 de julio.

En este contexto se activó una «alerta feminista» nacional, que convocó a concentraciones de vigilia en las ciudades de La Paz y Santa Cruz.

Más de 80 colectivas, organizaciones e instituciones feministas y de mujeres se manifestaron públicamente en días pasados en contra de este recurso de amedrentamiento jurídico, que podría ser un precedente para que otros casos de violencia machista queden en la impunidad.

Pronunciamiento frente al acoso judicial contra colectivas feministas en Bolivia

Según el pronunciamiento difundido por las colectivas afectadas, Miguel Kavlin, supuesto chamán y «maestro espiritual», tiene una gran cantidad de pruebas en su contra en el caso por violencia machista. Además, violó en seis oportunidades las medidas de protección para la víctima que exige la ley 348.

De ser aceptada, esta Acción de Libertad también amenaza la conquista histórica por los derechos de las mujeres bolivianas que cataloga como delitos de orden público todos aquellos que estén tipificados en la ley 348.

Las feministas bolivianas cierran filas en torno a este caso de acoso judicial que atenta contra el derecho a la denuncia pública, la protesta, la organización ciudadana y el acompañamiento a víctimas de violencia patriarcal y machista.

«Violentan a una, denuncian a cuatro, ¡respondemos todas!»

 

 

Salir de la versión móvil