¡Comparte ahora!

Donald Trump no fue nombrado, pero se sintió aludido y reaccionó (oh, sorpresa) victimizándose y reclamándole a Spike Lee, con aire autoritario, un supuesto tono racista. Una estrategia, la del presidente norteamericano, vista a diario entre trolls machistas, homófobos y supremacistas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado hoy al cineasta Spike Lee de ser «racista» contra él durante el discurso que ofreció tras recibir el Oscar a mejor guion adaptado por la película Infiltrado en el KKKlan. Lee, que también estaba nominado a mejor dirección, instó en sus palabras de agradecimiento a que la gente esté «en el lado correcto de la historia» ante las elecciones presidenciales en Estados Unidos del próximo año. «Las elecciones están a la vuelta de la esquina. Movilicémonos. Estemos en el lado correcto de la historia. Hagamos la elección moral de amor contra odio», reivindicó el realizador. «‘¡Hagamos lo correcto!'», finalizó el cineasta en alusión a Do The Right Thing, el título de una de sus películas más famosas.

A pesar de no haber sido mencionado explícitamente Trump se dio por aludido y respondió en su cuenta de Twitter: «Estaría bien que Spike pudiera leer sus notas, o mejor aún, no tener que usarlas en absoluto, cuando use un tono racista contra su presidente, que ha hecho más por los afroamericanos (…) que casi cualquier otro presidente». El mandatario subrayó que bajo su mandato se ha aprobado una reforma de la justicia penal de EEUU, se han registrado «los índices más bajos de desempleo» de la historia entre la comunidad afroamericana y se ha aplicado una reforma fiscal importante.

Lee, que ya contaba con un Oscar honorífico por su trayectoria, es conocido por su activismo en favor de los derechos de los afroamericanos. Ya en la alfombra roja el director había dicho que si los de 2019 eran los Oscar más diversos de la historia era gracias a la polémica de los últimos años por la falta de diversidad y a los cambios introducidos para abrir la Academia a cientos de extranjeros y minorías. En las últimas ediciones el realizador había capitaneado junto al actor Will Smith un movimiento de boicot a los premios por estos motivos.

Esta ha sido la edición en la que más creadores negros se han hecho con una estatuilla. En total han sido siete en seis categorías diferentes. Una de ellas la de Lee, que también recordó en su discurso que justo se cumplían 400 años desde el 24 de febrero de 1619, cuando sus «antepasados» fueron raptados y esposados en África y arrastrados a Estados Unidos para ser esclavos.

Vía El País

¡Comparte ahora!