Henry Mancini junto a la actriz Audrey Hepburn. | Foto: GAB Archive/Redferns/Getty
¡Comparte ahora!

A 25 años de su fallecimiento, queremos honrar la memoria de uno de los compositores más geniales que ha dado el cine universal. Te regalamos cinco bandas sonoras inolvidables e inagotables.

Con bandas sonoras eternas como las de Breakfast at Tiffany’s o The Pink Panther, que traspasaron las fronteras del cine para instalarse en la memoria musical colectiva, el legado de Henry Mancini pervive veinticinco años después de la muerte del compositor.

Ganador de cuatro Óscar y 20 Grammy, Mancini, que falleció en Los Ángeles (EEUU) el 14 de junio de 1994 a los 70 años por un cáncer de páncreas, está considerado como uno de los genios de la música escrita para cine y televisión, y gran parte de su éxito se debe a la vida que sus obras tuvieron más allá de las películas o series para las que fueron compuestas.

Quizás también te guste visitar: Banda sonora inmortal: seis piezas para honrar a Ennio Morricone

Touch of evil (1958)

Hasta llegar a componer la banda sonora de esta obra maestra de Orson Welles, Mancini trabajó a destajo en Universal y empezó a labrarse un nombre. Tanto como para que le confiaran la partitura de este film de cine negro que le puso a prueba y del que salió muy bien parado. Welles estuvo más preocupado de otros asuntos y se desentendió de la música, así Mancini se sintió libre y consiguió un gran trabajo fusionando instrumentos de percusión y subrayando la intensidad de los grandes momentos de ‘Sed de mal’.

Breakfast at Tifanny’s (1961)

Ahora que se cumple el 50º aniversario del film mítico de Blake Edwards, hay que reconocer lo mucho que tuvo que ver también la excelente música de Mancini, con la que logró una fama mundial y consiguió además, que su tema ‘Moon River’ se convirtiera en uno de las canciones más famosas, pegadizas e inolvidables de la historia del cine. Casi nada.

Hatari! (1962)

Cambiando de registro, Mancini tras el fulgurante éxito anterior se lanza a esta producción donde tiene consigue mezclar con atrevimiento tonos de jazz y música africana, con aire exótico, tambores africanos, pero sin perder un ápice de calidad en sus melodías. Una mezcla que resulta muy apropiada para ‘Hatari!’, demostró de lo que era capaz y sorprendió a muchos.

Charade (1963)

Regresando de nuevo a la comedia, esta vez para Stanley Donen, Mancini consigue una música que consigue mezclar muchos ritmos diferentes, desde latinos a música clásica y también bolero, bossa nova,… todo para otorgar ese aire dinámico, de suspense del film. Era difícil pero consigue darle una coherencia al conjunto de forma muy brillante. De nuevo demuestra que en esta época alcanza su cota más alta de inspiración.

La pantera rosa (1964)

Qué podemos decir de esta música. Un tema universal que convirtió a Henry Mancini en un ídolo y en un compositor de gran fama y popularidad. Brillante música donde demuestra su gran dominio de las melodías con tonos de jazz.

Con información de Agencias y Espinof

¡Comparte ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *