¡Comparte ahora!

Muchas actividades y centros culturales vieron sus actividades y proyectos truncados con la llegada del coronavirus al país. Más allá de la pose cultureta o los mensajes lastimeros, aquí se hace un llamado a valorar el esfuerzo de la gestión cultural y a no perdernos de vista.

Cineclubcito Boliviano

Desde hace varios años tenemos nuestro hogar en distintos centros culturales, librerías, y galerías de arte, donde amablemente nos abren su corazón, dándonos un espacio para existir.

El Cineclubcito existe gracias a la gestión y participación de más de una docena de personas en cinco ciudades bolivianas quienes, de manera colaborativa, solidaria, comprometida y dinámica, hacen posible que cada proyección de cine sea impecable técnicamente y, sobre todo, hagan del séptimo arte un lugar de encuentro, para reunirnos, conversar y discutir lo que vemos y aquello que nos mira.

El Cineclubcito, en todas sus trincheras, busca ser un lugar para conocernos y reconocernos.


Si quieres sumarte a la primera proyección/conversatorio online del Cineclubcito, con ‘El corral y el viento’ de Miguel Hilari, puedes inscribirte AQUÍ

Estos son nuestros fortines/hogares: Efímera (La Paz), Librería La Libre y Muy Waso (Cochabamba), Café Cultural Takubamba (Sucre), Casa Creart (Tarija) y KIOSKO Galería (Santa Cruz). Y también tenemos como parte de nuestra familia a lxs escritorxs Mariana Ríos y Esteban Prudencio.  Y en la programación y gestión Diego Mondaca e Isabel Collazos.

Todos estos núcleos culturales hace más de dos semanas se vieron obligados a cerrar sus puertas y cancelar sus actividades, incluidas las proyecciones del Cineclubcito, pero permanecen ahí, angustiadxs, como todxs nosotrxs, pero tratando de encontrar horizontes creativos ante un contexto desfavorable.

Todos estos espacios, son en su mayoría autogestivos, han desarrollado estrategias de subsistencia que han sido afectadas profundamente por esta situación.  Sin embargo, toda situación crítica también exige espíritus creativos, nuevas opciones, nuevas herramientas para no perdernos de vista, para mantener ese vínculo con las personas que disfrutaban de las propuesta de estos espacios.

Hay que imaginar nuevos caminos en esta situación que también supone una oportunidad de cambio ante un sistema global que nos sumerge en una crisis humanitaria y de humanidad, hay que buscar la forma de NO PERDERNOS DE VISTA.

El Cineclubcito, desde el momento que se establecieron las medidas sanitarias de cuarentena, ha ido compartiendo y sugiriendo películas de libre acceso: una selección necesaria de filmes con la colaboración de Carlota Moseguí (crítica de cine y programadora en el Festival Márgenes, España) y, en acuerdo con José Luis Torres Leiva, director de cine chileno, gracias al que difundimos sus sugerencias diarias de cortometrajes.

Por estas razones iniciamos la campaña #NoNosPerdamos, que tiene el objetivo de compartir el trabajo de cineastas latinoamericanxs, conversar con ellxs y, así, encontrarnos y desconectarnos, por unas horas, de la incertidumbre de nuestras circunstancias para volver a ellas con una mirada más aguda, crítica y sensible.

De esta manera, tendremos proyecciones y un encuentro con directorxs, a modo de un conversatorio, aprovechando el espacio virtual de SubversivA, un proyecto educativo de nuestrxs aliades de Muy Waso.

Toda esta experiencia será coordinada entre nuestras cinco sedes (desde sus plataformas digitales), nuestra red militante y amorosa, que permanece y está esperando al momento en que nos podamos volver a abrazar.

¡Comparte ahora!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.