Sumo durante un ensayo | Foto: Claudina Pugliese
¡Comparte ahora!

Nacido en una aristocrática familia europea, Luca Prodan se convirtió en un ícono del desenfreno y el desencanto de las juventudes sedientas de rock en los 80. Te compartimos el documental que mejor retrata ese rostro rebelde, desenfadado y provocador.

Rodrigo Gonzáles M. 

Luca Prodan murió el 22 de diciembre de 1987 a causa de una sobredosis de heroína, droga que llevaba consumiendo desde sus años mozos en Gran Bretaña. Tenía 34 años y era el líder de Sumo, una de las bandas más originales del rock argentino nacido en los años 80, el mismo movimiento de Soda Stereo, Virus o Los Abuelos de la Nada. Eso sí, Sumo poco tenía que ver con los mencionados, reflejando el espíritu rupturista, díscolo y difícil de su vocalista de padre italiano y madre escocesa.

Este documental es la obra de un fan, Rodrigo Espina, un hombre que durante los años 80 acumuló mucho material filmado de su ídolo y los músicos que lo rodearon. También contiene una serie de entrevistas con viejos conocidos de Luca Prodan (italianos, británicos y, por cierto, argentinos), notas con los ex músicos de Sumo y un particular hallazgo: grabaciones en cassette con la voz de Prodan que son utilizadas a modo de relato en off.

Como buena obra de un seguidor no hay acá ningún rasgo detestable de Prodan que salga a relucir. Por el contrario, Luca es un enérgico y muy bien documentado retrato de un artista único en su especie.

Vía La Tercera

¡Comparte ahora!