href="http://bit.ly/SaraHebeBol/>

240 mil bolivianas pierden su empleo y trabajos de cuidado se duplican

Lutmi Tania Guarachi Ajnota, joven madre proveniente de la ciudad de La Paz. Actualmente vive en el municipio Sena. Foto: Sara Aliaga Ticona/OXFAM Bolivia

Durante la pandemia, las mujeres bolivianas no solo perdieron sus empleos, también fueron obligadas a asumir mayores responsabilidades sobre los trabajos de cuidado no remunerados.

Estas labores sostienen la vida y son fundamentales para las economías, pero siguen sin ser socialmente valoradas.

Un informe publicado por OXFAM Bolivia recientemente revela los impactos de la pandemia en la economía de las mujeres bolivianas.

Entre los datos publicados en el boletín, se destaca que entre 2019 y 2020 cerca de 241 mil mujeres bolivianas en áreas urbanas perdieron su fuente de ingresos. Esto representa un tercio más que los hombres en esa misma situación.

Esta pérdida de empleo e ingresos afectó sobre todo a mujeres de los sectores informales y del trabajo por cuenta propia, donde están sobrerrepresentadas.

La crisis sanitaria ha impulsado un masivo traslado de mujeres hacia la “inactividad”. Casi 1.5 millones de mujeres hoy conforma la población económicamente inactiva (el doble de los hombres).

En muchos casos tendrán que dedicarse exclusivamente al trabajo doméstico y de cuidado sin remuneración. Esto que podría empobrecer a muchos hogares en Bolivia.


¿Te gustan nuestros contenidos? ¿Te parecen necesarios y útiles? El periodismo independiente y autogestionado se sostiene gracias a tu apoyo. Ayúdanos a seguir trabajando para ti y déjale un aporte a nuestro CHANCHITO MUY WASO. ¡Contamos contigo!
  ¡QUIERO APORTAR AHORA!

Más trabajo de cuidados

Diversas investigaciones y encuestas demuestran que las mujeres en la pandemia han tomado la mayor responsabilidad del trabajo doméstico y de cuidado.

En este tiempo —frente al cierre de las escuelas y los centros de cuidado de personas dependientes, el teletrabajo y la necesidad de atender enfermos por COVID-19 y otras enfermedades— fueron las mujeres quienes, en mayor medida, cubrieron las necesidades de cuidado de más de 4,5 millones de bolivianos y bolivianas.

Entre esta población dependiente de cuidados se encuentran niños, niñas adolescentes, personas con discapacidad, adultos mayores y enfermos.

Se duplican las horas

Antes de la cuarentena rígida, las mujeres dedicaban, en promedio, siete horas al día al cuidado de niños entre seis y 12 años. Desde la llegada de la pandemia, esta cantidad subió a 13 horas diarias.

Una gran parte de las mujeres encuestadas dijo que la actividad que causó más cansancio fue apoyar a los niños en sus actividades escolares, a causa de las clases virtuales.

Por otra parte, el tiempo dedicado al cuidado de adultos mayores pasó de cinco a ocho horas al día. Este trabajo doméstico y cuidado sostiene la vida.

Además, facilitó las oportunidades para que ocho millones de bolivianxs, que hoy se encuentran en edad de trabajar, se inserten con mejores posibilidades a un trabajo remunerado.


Si llegaste hasta aquí es porque de verdad valoras el periodismo de calidad. Ayúdanos a seguir trabajando en el periodismo que enciende el futuro, déjale un aporte a nuestro Chanchito Muy Waso.

  ¡QUIERO APOYARLAS!  

href="https://muywaso.com/chanchito">
Salir de la versión móvil