20 ilustradoras bolivianas que debes conocer right now (primera parte)

Ilustraciones de Santa Gata, Flor Ramírez y Ana Gabriela HC respectivamente

Cuando anotas «ilustradoras bolivianas» en el buscador de Google encuentras muy pocos nombres, pocas referencias, poca data. Apenas un par de nombres en listas copadas por ilustradores. Ya no más. Disfrutá la primera parte de una selección de 20 genias de la ilustración en Bolivia.

Luego de dos años de organizando el reto Graficalaca, junto al artista paceño Salvador Pomar, descubrimos una gran cantidad de ilustradoras bolivianas de muy alto nivel y con una gran variedad de estilos.

Esta constelación de talento gráfico y mujeres bolivianas parece inagotable e inabarcable. Para darte un pequeño acercamiento a lo que te contamos, te ofrecemos una probadita de 20 talentosas ilustradoras.

Algunas ya llevan muchos años de carrera, otras apenas comienzan, algunas son bastante reconocidas, otras tienen un perfil más bien bajo. En cualquier caso, sus obras no tienen desperdicio. Hay para todos los gustos.

Animate, casera, luego nos lo vas a agradecer. Disfrutá ahora la primera parte y quédate atenta que pronto lanzamos otros diez nombres.

Ana Gabriela

Ana nació en La Paz, pero actualmente vive en la ciudad de El Alto. Sobre su trabajo, nos cuenta que aún está buscando su estilo. Sin embargo, sus trabajos tienen una identidad propia, se distinguen por figuras alargadas, estilizadas, ausentes de línea y con colores apacibles.

La naturaleza y los personajes cotidianos son los temas recurrentes en el arte de Ana.

Ella quiere seguir experimentando y continuar trabajando en todas las alternativas que permite la gráfica, para transmitir sus ideas de manera más cabal. Síguela en Instagram

Alejandra Salvatierra

Alejandra Salvatierra nació en Santa Cruz pero tuvo la oportunidad de crecer y formarse en Italia. Allí, cuenta, aprendió a amar el arte.

Más allá de la distancia, su conexión con Bolivia es muy fuerte y expresa este vínculo en su trabajo visual.

Los temas que la atraviesan están muy influenciados por la diversidad de sus intereses que van desde la gastronomía hasta los viajes.

Pero uno de los rasgos más distintivos en su obra es la exploración de las mujeres, con mucha destreza, en todas sus variantes y diversidad. Síguela en Instagram

Diana Val

Diana Val nació en La Paz y dice que su estilo es tipo cómic. Aunque se siente cómoda con lo que hace ahora, siempre está buscando nuevas técnicas. Ahora mismo explora un camino hacia algo más minimalista.

Lo que nos dejó enganchadas a su arte es su capacidad para capturar, en sus propias palabras, “la fisonomía boliviana, captar rasgos que conozco y veo en la gente de mi ciudad”.

Diana busca entre los elementos de la cultura boliviana, pero más allá de “cholitas”, chulos y folclore. Uno de sus trabajos más impactantes es el de la Jach’a Mama Danzanti. Síguela en Instagram

Gabi Vómito

A Gabi la descubrimos durante nuestro reto anual de ilustración Graficalaca, el año pasado. Es una artista tarijeña que resalta por un trazo y un estilo bien punketas.

Sus dibujos que saltan entre lo digital y el tradicional papel y lápiz, son un sopapo de sarcasmo, descontento, rebeldía y emociones incómodas.

Aunque su trabajo podría incomodar a prejuiciosos, sensibles y moralistas, Gabi es fiel a su estilo y promueve, con su arte, la adopción de perritos y gatitos callejeros.

Gran parte de su material lo encuentras en pins, stickers, llaveros y prints. Síguela en Instagram

Santa Gata

El arte de Santa Gata se diferencia por una fusión que no encontramos en otras ilustradoras del país.

Hablamos de un remix en estética y temáticas de dos universos distintos: el dark y el pink.

Una especia de “pastel goth”, pero en tonos muy vibrantes y contundentes.

Brujas, monstruos y gatitos en escenarios propios de una peli de terror es lo que encuentras en el trabajo de Santa Gata. Síguela en Instagram

Flor Ramirez

“Bienvenidos a mi insectario”. Así nos recibe la ilustradora Flor Ramírez en su página de instagram.

A todas estas criaturas, que parecen salidas de un un crossover del universo de J. R. R. Tolkien y la cultura boliviana, Flor les dice, con cariño, “mis bichitos”.

“Mis bichitos tienen todos un poquito de mí, cosas buenas y malas. Asumo que son todos autorretratos”, nos confiesa.

Flor se inclina por un ejercicio artístico que le permita explorar y crearse a sí misma a través de la ilustración.

Síguela en Instagram

Merlina Anunnaki

Merlina es la ilustradora de “la rabia, los duelos, las ancestras, las brujas, la vida y la cuerpa”.

Además de su trabajo artístico en ilustración digital y serigrafía, la artista sucrense  forma parte de las filas feministas y su lucha se ve fuertemente reflejada en su obra.

Su obra ha ido evolucionando en estética y en ejecución, pero sus personajes, en su mayoría femeninos,  mantienen rasgos característicos por fuera de las temáticas: ojos grandes, cabezas redondeadas, cuerpos compactos, en su mayoría con gestos incendiarios. Síguela en Instagram

Toshi

Cuando miras el trabajo de Toshi, por ahí, te agarra un golpe de nostalgia recordando tus figuritas del mítico álbum Basuritas. Aunque en este caso, los bichitos están sazonados de mucha ternura.
La obra de Toshi se centra en el diseño de personajes en 2D y 3D. En su mayoría son seres sobrenaturales o “criaturas raritas”, como ella misma las llama.

De alguna forma, la categoría que mejor describe lo que Toshi hace es el cartoon. Síguela en Instagram

Cece

Cece nació en La Paz. Nos dice que es “collita de corazón”. Su arte es así, pura ternura.

Inclinada por un estilo casi infantil, explota las texturas y el crosshaching para lograr que hasta lo más terrorífico luzca adorable.

Cece es una amante de las líneas y no solo trabaja en digital, sino que también utiliza distintos soportes tradicionales.

Le gusta retratar momentos de su cotidiano en lo que llama “diarios ilustrados”. Síguela en Instagram

Bafy Spector

La obra de Bafy nos evoca lo místico. Las mujeres de sus ilustraciones, siempre en una especie de trance, nos trasladan hacia un universo onírico.

Bafy nos cuenta que  ilustra sus sueños, que se inspira en las experiencias de haber nacido en una familia de videntes.

Bafy es paceña, pero desde hace 20 años vive en Cochabamba.

Le gusta utilizar materiales tradicionales y busca englobar su trabajo en algo semirealista, recurriendo a un sombreado puntillista, sin dejar de lado la línea. Síguela en Instagram

Mira la segunda parte del listado AQUÍ.
Salir de la versión móvil