10 bandas bolivianas de los setenta para tripear en 2020

¿Acaso fue hace medio siglo que Bolivia tuvo su época de oro en bandas de rock y fusión? La lista que armamos a continuación nos hace concluir que es muy probable, échale un vistazo y cóntanos qué opinas.

A pesar de las crisis políticas y sociales de latinoamérica en los años setenta, a pesar de la represión y la violencia militar, la industria musical en Bolivia tuvo un boom durante esa década.

Apoyados por las radios mineras y comunitarias que acompañaban la vida diaria de buena parte de la población, las bandas conseguían grabar discos y hacerlos llegar a un público masivo.

En esta lista intentamos recuperar algunos de esos grandes tesoros de la música boliviana, resultado de un proceso de autoreconocimiento, reinvindicación y luchas que varios artistas experimentaron en un periodo de gobiernos de facto, después de la revolución agraria y en puertas de una democracia balbuceante.

Las propuestas son arriesgadas, casi dementes, incluso hoy, y fueron el inicio de una nueva ola musical. Forman parte, también, de una memoria musical que nos sigue habitando y que no resigna al olvido.

Los Ovnis de Huanuni

La aparición de esta banda a mediados de los 70 en la localidad minera de Huanuni, Oruro, significó para Bolivia uno de los mejores avistamientos de la música psicodélica y el rock fusión en toda su historia. Fueron un grupo muy popular integrado por Noemí Zabala, en el bajo eléctrico, Sara Zabala, en teclados farsisa y coros, Absalón Zabala, en guitarra y voz,  y Moisés Rivera en la batería.

Noemí y Sara fueron unas pioneras dentro el rock nacional. En aquellos años, no solo en Bolivia, sino a nivel global, era poco frecuente que mujeres formen parte de la movida musical. Las hermanas Zabala rompieron esos esquemas.

Sus canciones más populares no solo encierran un fuerte tono reivindicativo, sino que, al cabo de un tiempo, también se sumergieron en un misticismo religioso que cruzaba puentes con horizontes ufológicos.

«Pulmón de metal, tu vida entera, casi por nada, tú lo das»

50 de Marzo

Filosofía y rock progresivo de sonido original en una de las bandas setenteras más importantes nacidas en Cochabamba durante los 70.

50 de Marzo (Todo Utopía, Nada Realidad), realizó tres producciones discográficas que dejaron clasicazos para la posteridad. La intensidad de su propuesta está expuesta en toda su magnitud en «Cicerón».

“Y ocúpate de conducir a toda gente amiga, a las carpas de nuestro circo filosófico y musical”

Los Signos

Una de las bandas más representativas del rock fusión boliviano. Se formó a mediados de 1968, en las zonas de Munaypata y Villa Victoria de la ciudad de La Paz, con el nombre de «Los Mack». Posteriormente, cambiaron al aún recordado «Los Signos». Son reconocidos como pilar fundamental de la Nueva Ola musical del país y destacan por su amplia trayectoria.

«Yo le canto al indio, a su ideal y a su pena»

Los Indios

Considerados actualmente como una banda de culto por su influencia en otros músicos que aparecieron en el transcurso de los años 70 y 80 en su natal Cochabamba y el resto del país. Su estilo estaba vinculado al rock psicodélico y a lo que se conocía como «rock latino».

Los Grillos

Iniciaron a mediados de los años 60 con el nombre de «The Crickets», haciendo covers de bandas internacionales reconocidas y tocando en eventos juveniles donde demostraron virtuosismo y lograron popularidad.

Luego cambiaron su nombre. entonces conceptos como «la nueva ola» y el «rock fusión/folk» cobraron sentido con la música. Esos son Los Grillos que recordamos en pleno siglo XXI.

H2O

Desde Cochabamba, H2O se incorporó al boom de la música boliviana de los 70. Grabaron cuatro EP. Sus éxitos más conocidos continúan sonando en las radios.

No existe popurri de clásicos del rock boliviano sin el «se me está yendo tu cariño» ni una manera más simple de sonorizar la psicodelia setentera en Bolivia que con «Bailando en la luna»

Climax

Autores de una de las obras cumbres del rock progresivo en Bolivia: Gusano Mecánico. Esta fue la obra maestra del trío de músicos que conformaban la banda Clímax.

Este álbum marcaría un hito en la historia de la música nacional y el rock latinoamericano, mezclando elementos del rock psicodélico, hard, heavy y progresivo.

Wara

Basada en la investigación y la reflexión profunda de la cosmovisión andina, Wara se presentó con uno de los discos de folk/rock más emblemáticos de la música boliviana para, posteriormente, entregar otros 10 álbumes.

Su propuesta fue revolucionaria y emblemática. En el disco El Inca se encontraban perfectas fusiones entre la música europea y la música andina, el rock y la sinfonía, la psicodelia y el progresivo, la literatura y la filosofía.

«Hermano, ama a tu raza; es fuerte, raza de bronce»

Los Daltons

En 1967 ganaron el Festival de la Canción en Cochabamba con su canción «No sé si podré olvidar». Años después tocaban en los eventos de su ciudad de origen, Santa Cruz. Grabaron el EP «Psicofásicos de Bolivia – Gogó a 4000 Metros» y mantuvieron popularidad durante los años 70.

Los Urfhus

¡Banda de rock fusión de la que nos gustaría saber más!

La encontramos gracias a la alerta del historiador Giovanni Bello, quien también busca mayor información de este grupo.

Lo poco que se sabe, es que es una banda boliviana de la época gloriosa de nuevas olas musicales en latinoamerica. Si sabes más de ellos, escríbenos.

Salir de la versión móvil