¡Comparte ahora!

Ivy Queen irrumpió en un género predominantemente masculino y con contenido machista, abriendo paso al feminismo.

Ivy Queen ha recorrido un largo trecho desde que se inició como rapera en su natal Puerto Rico. A finales de los 90, cuando los ecos del reggae en español panameño y el hip hop empezaban a tomar una nueva forma, ya tenía un público enorme que coreaba su primera composición: “somos raperos, pero no delincuentes”.

Cuando el reggaetón estalló, producto del encuentro entre estas dos vertientes musicales, Ivy Queen se trepó a la ola y se convirtió en la reina del nuevo género. Empezamos a reconocerla por sus uñas de tigresa, su ropa extravagante y canciones como Tuya soyYo quiero bailar o Guillaera.

Su llegada al género, a través de  mensajes de empoderamiento femenino,  significó un real contraste con  el estilo masculino predominante, inquebrantable,  y hedonístico.

En el año 2003, en su canción “Quiero bailar”, la boricua demuestra su postura con letras como: “Yo te digo sí, tú me puedes provocar/ eso no quiere decir que pa’ la cama voy”.

Yo quiero bailar tiene un mensaje contundente: la mujer es libre de actuar como quiera frente a su sexualidad sin que eso implique ningún compromiso. También puede poner condiciones sobre qué quiere y qué le gusta en términos de sexo y conquista.

“Mi estilo siempre ha sido definido por los derechos de las mujeres. Lo primero que salió de mi boca fue para dar a respetar a las mujeres. Quiero que las mujeres se sientan identificadas al escucharme”, explica la MC. Luego sigue:

 “Cuando entré a la música urbana a cantar reggaetón, muchas de las letras denigraban a la mujer”.

 

‘Hasta Abajo: feminismo, sexualidad y reggaetón’ se llama el reciente documental  donde participa Ivy Queen, protagonizado enteramente por mujeres, que desde los inicios del género se han negado a la cosificación y han visto en este ritmo latino una herramienta de expresión y goce.

Dirigido por Jazmín García, el registro Hasta Abajo profundiza en la relación del reggaetón con la voluntad sexual femenina y se centra en la órbita de una de las pioneras del género, la cantante puertorriqueña Ivy Queen, cuya aparición en la escena marcó el comienzo de un movimiento feminista inesperado.

Con información de Shock y Culto

¡Comparte ahora!