¡Comparte ahora!

A mediados de agosto de 1982, tres jóvenes chilenos hicieron su primer show en vivo en su colegio. Un año después, se presentaron como Los Prisioneros y estrenaron canciones propias como “¿Quién mató a Marilyn?” y “Paramar”. El inicio de una leyenda.

Mónica Garrido

Los Prisioneros -banda formada por Jorge González, Miguel Tapia y Claudio Narea- no siempre existió bajo ese nombre. Anteriormente González, Claudio Narea y los hermanos Beltrán, conformaban Los Pseudopillos, y el nombre ‘Los Criminales’ fue una de las opciones para la banda. Pero el origen de Los Prisioneros fueron Los Vinchukas.

Fue en el liceo Nº6 de San Miguel, Santiago, que el trío musical se conoció y comenzó a desarrollar el proyecto musical que anhelaban: “En ese tiempo éramos bien creativos y no lo digo en tono de broma-señala Jorge González- entramos al liceo y ya hacíamos canciones e historietas, en las que escribíamos cosas de la edad”, registra un extracto de la edición especial de la revista Súper Rock de 1989 (disponible en Memoria Chilena).

En 1980 Jorge González y Miguel Tapia era como “Lennon y McCartney”, como dijo González a Súper Rock, y decidieron fundar el conjunto llamado Los Vinchukas.

Los Vinchukas tocaron en su colegio en un debut que, lejos de desmotivarlos, los impulsó a seguir ensayando.

A casi un año de aquella presentación, el 1 de julio de 1983 tocaron en otro colegio, pero con otro nombre y con temas propios. Los Prisioneros -como decidieron llamarse poco antes- se presentaron en el Miguel de León Prado e interpretaron sus canciones “¿Quién mató a Marilyn?”, “Paramar” y “Latinoamérica es un pueblo al sur de los Estados Unidos”.

Los primeros de varios éxitos de la banda de rock chilena ícono de los 80.

Vía Culto

¡Comparte ahora!