¡Comparte ahora!

Orri Páll Dyrason, baterista del grupo islandés Sigur Rós, ha decidido abandonar la banda luego de que surgieran acusaciones de violación en su contra.

Según The Guardian, una mujer llamada Meghan Boyd denunció en una publicación en Instagram (que no está disponible en estos momentos) que cuando en enero de 2013, en Los Ángeles, se quedó dormida en una cama con el percusionista de Sigur Rós,

“Desperté con la sensación de estar siendo penetrada sin su consentimiento durante un profundo sueño”.

La mujer afirmó que el abuso sucedió dos veces durante la noche. Por el momento no se conocen más detalles sobre la acusación.

“Haré todo lo que esté a mi alcance para salir de esta pesadilla, pero por respeto a aquellos que realmente sufren de violencia sexual, no haré pública esa lucha”, escribió en su descargo el baterista en una publicación en Facebook.

“A la luz de la escala de este asunto, he decidido abandonar Sigur Rós. Es una decisión difícil para mí, pero no puedo permitir que estas graves acusaciones influyan en la banda”, agregó el músico.

¡Comparte ahora!